Seguro que en tu alacena descansan algunas tazas personalizadas que te han regalado con motivos simpáticos o con fotografías y diseños de superhéroes, películas, series o personajes que la hacen tu taza favorita. Siempre te has preguntado cómo se imprimirá una taza, pues bien, la mayoría de las veces se ha estampado utilizando un equipo de sublimación.

No creas que un equipo de sublimación para estampar tazas es algo muy sofisticado o caro, más bien todo lo contrario, es una técnica al alcance de cualquier emprendedor o negocio.

Para empezar a imprimir sobre tazas necesitas:

  • Impresora de sublimación. Te sirve una en formato A4 ya que el área de impresión es relativamente pequeña y la cubres de sobra con ese tamaño.
  • Tinta de sublimación. Son tintas especiales que reaccionan con la temperatura convirtiéndose en gas y se integran dentro del polímero del poliéster. Parece algo complejo pero verás como no lo es.
  • Papel de sublimación. Es el soporte que mantiene la tinta y la deja salir con temperatura hacia la taza.
  • Cinta térmicaQue sirve para fijar el papel impreso en la taza y que resiste la temperatura de la plancha sin quemarse.
  • Plancha para tazas. Existen distintos tipo y diferentes versiones pero puedes empezar con una básica para una sola taza con resistencias intercambiables.

Aunque falta la protagonista absoluta e indispensable de este artículo: la taza 

sublimable.

No sirve cualquier taza. Debe estar preparada para la sublimación y para conseguir los colores perfectos debe ser blanca, ya que el color en sublimación se suma y si estampas en una taza de color el diseño se fusiona con el color de la taza aunque esto no quiere decir que no se pueda hacer o que no pueda quedar increíble, solo hay que encontrar el diseño perfecto.

 

 

WhatsApp chat